Feeds:
Posts
Comments

Archive for February, 2007

Si venís te explico a mi manera, que la convivencia es un mal a veces necesario, a veces prescindible.

Hay maneras y maneras de convivir, mi manera, actualmente, es grupal.

Es bueno saber que siempre hay alguien en el living o en la cocina. Es bueno ser 14 porque 14 es un lindo número. Es bueno ver una peli todos juntos comiendo pochoclo. Es bueno que haya un idioma que nos unifica pero que, de todos modos, muchos estemos interesados en aprender los de los demás. Es bueno que ayer todos hayamos corrido en tropel por el pasillo cuando el austríaco, gritó que alguien se había metido por la ventana y le había robado la notebook, es bueno que hayan sido varios los que fueron con él a la policia, es bueno que a todos nos haya dolido como si nos hubiera pasado a nosotros.

Pero J es un buen ejemplo de mal ejemplo.

J se fue a España, J fue el primer contacto de éste país que tuve antes de venir. J es finlandesa pero creció en Suecia. Cuando la conocí hacía 5 años que vivía con su novio A, y se quería casar. Después terminaron y me resultaba difícil de creer, yo había conocido hasta a sus respectivas familias, chilenos que inmigraron hace años.

Poco después de que cortaran nos juntamos con G y J a charlar.

Ambi: – Cómo te sentís?

G: – Qué va a pasar con todo lo que tienen en la alacena y en la heladera?

Yo pensé que era un chiste y la miré raro, pero los chistes no tienen respuestas tan serias como:

J: – Bueno, en realidad eso mismo estaba pensando, porque A no come ensalada si no se la preparo yo, y la lechuga se va a poner fea.

Ahí descubrí que la vida siempre sigue su curso, indefectiblemente. La equivocada era más bien yo por considerar rara la falta de melodrama. No me gusta dar consejos si no me los piden, pero si alguna vez sentís que te ahogás, no importa la forma, pero abandoná el barco y salí a flote por tus propios medios, yo se lo que te digo.

A se fue a Estocolmo, J a España, G se quedó con el depto y, por consecuencia, con las cosas de la alacena. Hoy nos reunimos y G trajo bastantes cosas para repartir.

Los objetos abandonados no son nada discretos, hablan a los gritos de los sucesos de los que fueron testigos (seguramente por despecho)

Por eso ahora mientras escribo veo dos sobres de jugo soluble marca “Livean” fabricados en Valparaíso. Los left-overs de lo que fue una relación de cinco años, una casa compartida, risas, llantos, proyectos de futuro, el día a día, el pan con manteca, las toallas húmedas en el baño, la convivencia de dos personas que huyeron a tanta velocidad que no les importó nada de lo que dejaron atrás

…todo eso hecho polvo (soluble en agua)

Yo vendría a ser una de las hormigas que se acercan al cadaver del escarabajo

con sabor a frutilla y melón.

Advertisements

Read Full Post »

En un año malo

Nadie miente como yo en un año malo, y el año que viene fue uno de los peores.

Resulta que el año que viene hociqué, dejé que la vida me llevara por delante, volví para no encontrar nada distinto, pero absolutamente nada igual que antes, yo menos que nada.

Si alguna vez tuviste la sensación de que, de haber sido, las cosas hubieran sido perfectas, pero dejaste que todo se escurriera por la rejilla de tu vida sin que te dieras cuenta de que los dos habían estado sobre una calesita, frente a frente, sin acercarse jamás por culpa del caballito de madera pintado de colores, y se miraban sin mirarse mientras de fondo sonaba alguna insoportable canción infantil…

si te pasó algo por el estilo, entonces sabés de qué te hablo.

Pero mentí, mentí descaradamente, me juré lo imposible, ignoré hasta lo más mínimo, le mentí a toda la gente con la que nunca volví a hablar, le mentí hasta al colectivero cada vez que le dije “hola” al subir, negué con N mayúscula, borré tu cara de todos y cada uno de los días en los que nunca estuviste. Me sacudí toda la nieve de encima, no dejé ni un copo, ni una copa.

El año que viene nunca supe si existíste, o fuiste alguien que me inventé alguna vez porque estaba descreída de estar descreída.

Mentir es tener el privilegio de poder inventar un mundo en el que las cosas sean como deberían ser. No no sé quién sos, perdiste tu tiempo conmigo.

Igual yo siempre voy a esperar que un día cualquiera, como si nada toques a mi puerta donde quiera que ésta quede, y me digas sin preámbulo alguno que viniste para quedarte, que todos los segundos de tu vida te parecieron largos menos éste, que no entendés para nada el idioma

y que parece mentira, recién son las 9 y media de la mañana y ya tenés sobredósis de cafeína.

Read Full Post »

Mi amiga L es francesa y atea.

Con L no queríamos gastar plata en salir, tomábamos té de vainilla un viernes a la noche mientras ella esperaba a su alemán, que no es suyo, sinó de su novia que lo espera en Alemania.

Tenemos una amiga en común que canta. Cierto día cantó con el coro en la iglesia protestante de la ciudad por el día de una santa italiana que es más famosa en Suecia que en Italia. L fue porque le dijeron que iba a estar el coro nada más, pero se encontró con una misa. Nunca me voy a olvidar la manera en que dijo “misa”.

Se quiso ir, no lo hizo por la que cantaba. De vuelta en su casa lloró durante una hora tirada en su cama. Le pregunté por qué.

– Me da rabia, angustia, impotencia que le mientan así a la gente.

Y porque el hecho de que algo nos cause dolor, nos da la pauta de que estamos vivos, agregaría yo.

Timbre.

Hallo, wie gehts, y me hice humo con cualquier excusa.

Afuera era de noche como siempre. En el camino de vuelta pensé en cuándo había sido la última vez que un católico me comentó que había llorado durante o después de una misa…

y si esa vez había siquiera existido.

Read Full Post »

Durante mi adolescencia me gustaba hablar con perros callejeros cuando volvía de la clase de gimnasia de la escuela. Yo les hacía una caricia y les contaba mis cosas; ellos me seguían.

Cierto día me siguió uno grandote con el hocico un poco pelado, sucio y hermoso. Me hubiera gustado darle galletitas pero ese día no tenía nada encima, entonces caminamos varias cuadras extra por el simple hecho de que era lindo caminar juntos y obviamente eran años difíciles en las vidas de ambos.

Acá estamos -le dije- ésta es mi casa, pero no te puedo dejar entrar, perdón. Me miró con cara de andá nomás, eso me lo han dicho tantas veces…

Durante toda la tarde y hasta la noche se quedó, sentado primero y acostado después, en mi puerta. Yo estaba haciendo la tarea en mi cuarto y cada tanto me asomaba por la ventana y lo miraba, él me devolvía la mirada, un guiño,un ok, acá estoy.

No fuera a ser cosa que nos quedáramos tan sólos tan de pronto.

Read Full Post »

La verdad es que a mi San Valentín me provoca la misma emoción que ver vacas rumiar, o a la vecina en bata y ruleros colgando la ropa de la soga en la terraza.

Sin embargo, hoy alguien fue lo suficientemente cursi como para dejarme un chocolate con un corazón pegado al envoltorio en mi estante de la cocina.

Lo único que pensé fue que estaba ubicado demasiado cerca del frasco de vitaminas, y la idea de consumir las dos cosas juntas me dió asco.

Podría ser mucho más explícita, pero no creo que haga falta.

Los castillos de naipes se caen, las frases se las lleva el viento, si estás en pareja tenés que dar demasiadas explicaciones, y hay cosas que todavía no se ni cómo explicarme a mi.

Además todos sabemos que el chocolate hace mal al hígado

y engorda.

Inolvidable Bob

Read Full Post »

3 am

She thinks that happiness is a mat that sits on her doorway

Pocas cosas tan difíciles como hablar de ella

De ella que imagina más de lo que sabe, sólo duerme profundo cuando llueve y toma café hasta la taquicardia.

La conocí tres veces. Para la tercera vez que la conocí ya la inventaba bastante mejor. Jamás habló y dejó de sospechar que algo andaba mal con ella misma cuando descubrió que había cosas mucho peores.

Yo la conocí por primera vez cuando ella a su vez descubrió a Manuel Puig, material incandescente para derretir la angustia.

Yo sabía que a cierta hora se la podía ver desde el bar de una esquina comiendo caramelos de colores con la mirada perdida, tal vez en un ejemplar de “Boquitas pintadas”, tal vez en uno de “Púbis angelical”, siempre con la misma parsimonia de pecera ocupada, de norte a sur. Pensé que intentar hablar con ella sería una muy mala idea, entonces me limité a mirar. Tomaba café negro sin azucar, no levantaba la mirada de la mesa, del libro.

La segunda vez fue más fácil porque la reconocí directamente, casi antes de conocerla. La misma esquina, igual bar al que decidí entrar como si con ese gesto me metiera de pronto en la burbuja de su vida por el simple hecho estar en la mesa de al lado observando.
Alguien llegó ese día a su mesa, se sentó. Dejó una caja pesada arriba de la mesa sin hacer comentarios , cds de Black Sabath y Alice in chains asomando. De ese día también me acuerdo que hacía mucho frio y ella tenía puesto un sweater azul con guardas moradas, la persona que llegó tenía una boina roja y un libro de ensayos de Vlady Kociancich que recuperó de la caja y se llevó. Pisoteó una mirada profunda al salir. A ella le tembló el labio inferior.

La tercera vez que la conocí, la vi pasar con una guitarra y jeans grandes, sueltos y cómodos. Era primavera y hasta ensayaba algo parecido a una sonrisa. Se la veía liviana, contenta, a punto de evaporarse. Cuando finalmente se evaporó, entendí que tenía la costumbre de pasar caminando en el segundo plano de algunos sueños camuflada de bosquejo indescifrable, se volvía tangible por un momento y se evaporaba.

Pocas cosas tan difíciles, repito, como hablar de ella. Su reloj está estacionado en las 3 am de un día cualquiera. No hay diferencia, para qué marcarla. Algo ya la sacó de la inmovilidad, algo la puso en movimiento.

Pocas cosas tan difíciles como hablar de ella que un día como cualquier otro en el bar de siempre, miró a su alrededor. Hablar de ella, que miró enfrente suyo y vió una pared, que en la pared vió una mueca sobre la carne pálida, que vió una mirada perdida, dos círculos enormes y profundos de pintura negra, que vió que era su propia cara en un espejo colgado de la pared,

de ella, que huyó.

de ella, que sabe muy bien que no existe.

Uno se queda callado, buscando explicaciones.

“Sour girl” by Stone temple pilots

Read Full Post »

Friends will be friends

Esto es una curiosidad que me encontré ayer sábado al abrir el msn. Con la chica en cuestión habíamos estado debatiendo durante dos horas si ella debería o no agregar al msn al chico que le gusta, la excusa perfecta era conseguir una entrada para una fiesta (el las estaba vendiendo). Yo le dije que lo agregara de una.
Dejamos de hablar a las 11 de la noche. Alrededor de las 4 de la tarde cuando abrí el msn de nuevo,me quedé estupefacta al encontrar éste monólogo (prestar especial atención a los horarios)

Pepita enviado 03/02/2007 05:03 a.m.:
are u around? (estás por ahí?)

Pepita enviado 03/02/2007 05:24 a.m.:
he added me and i wrote him a message this morning (me agregó (al msn) y le escribí un mensaje esta mañana)

Pepita enviado 03/02/2007 05:24 a.m.:
I am still waiting for the answer (Todavía estoy esperando que conteste)

Pepita enviado 03/02/2007 05:24 a.m.:
😦

Pepita enviado 03/02/2007 05:33 a.m.:
I am so sad…I wrote him and his status was busy…and now he is just online but he didn’t say ANYTHING (estoy tan triste…le escribí y tenía status “no disponible”…y ahora está conectado pero no dijo NADA)

Pepita enviado 03/02/2007 05:49 a.m.:
total failure (fracaso total)

Pepita enviado 03/02/2007 05:50 a.m.:
he didn’t write anything and put his busy status back (no escribió nada y se puso de nuevo en “no disponible”)

Pepita enviado 03/02/2007 05:50 a.m.:
I mean he could at least said that he doesn’t know anything about the tickets or sth…but not leave me like this…what am i going to do now? (o sea, al menos podría haber dicho que no sabe nada de los tickets, o algo…pero no dejarme asi…qué voy a hacer ahora?)

Pepita enviado 03/02/2007 05:50 a.m.:
😦

Pepita enviado 03/02/2007 06:16 a.m.:
I am just the most stupid person ever (soy la persona más estupida)

Pepita enviado 03/02/2007 06:16 a.m.:
he doesn’t say anything…should i write sth more…or just leave it like this…what should i say next time we meet? (no dice nada…debería escribir algo más…o dejar todo asi…qué debería decir la próxima vez que nos veamos?

Pepita enviado 03/02/2007 06:27 a.m.:
ambiiiiiiiiii!!

Pepita enviado 03/02/2007 06:27 a.m.:
he answered! (contestó)

Pepita enviado 03/02/2007 06:27 a.m.:
and said that i should come around sivans at 15.30 and buy a ticket and that it is not a problem and that i will see him there (y dijo que debería ir a Sivans a las 15:30 y comprar una entrada y que no hay problema y que lo voy a ver ahí)

Pepita enviado 03/02/2007 06:27 a.m.:
🙂

Pepita enviado 03/02/2007 06:27 a.m.:
so i am off to get sth to wear….when u wake up just tell me…I wanna pass by your place (así que me voy a buscar algo para ponerme…avisáme cuando te despiertes…quiero pasar por tu casa)

Pepita enviado 03/02/2007 06:27 a.m.:
🙂

Pepita enviado 03/02/2007 08:37 a.m.:
u still didn’t wake up? (Todavía no te despertaste?)

Pepita enviado 03/02/2007 08:37 a.m.:
🙂

El nombre fue cambiado para proteger la identidad de mi amiga que, evidentemente olvidó su cabeza en el inodoro de algún aeropuerto, o sufrió un repentino colapso que licuó su cerebro y lo convirtió en paté de salmón sueco.

Read Full Post »